Antes de que llegue la lluvia

Fue un día en el que llovió una y otra vez. De vez en cuando había un pequeño descanso. La luz era maravillosa. Nos dirigimos a la sesión de fotos aprovechando los últimos minutos antes de que empezara a llover de nuevo. Diez minutos fueron suficientes para fotografiar a esta hermosa mujer. Después de un poco de lluvia, pudimos coger los últimos rayos de sol.